2015 un año de retos personales y sociales.

¿Somos los mismos? la respuesta dialéctica sería que eso es imposible, todos cambiamos, alterados -entre otras cosas- por el entorno.  En el caso de los docentes, no solo hemos de reconocer que pertenecemos a una profesión altamente cambiante, demandante de una continua profesionalización, directamente expuesta al entorno vertiginoso de las formas de conocer y divulgar el conocimiento.

cinvestav2

A ello habrá que agregar la multifactorial coyuntura que nos toco vivir con la imposición de las Reformas Estructurales que en lo particular nos tienen con una reforma laboral que acota derechos y exige “competencias” que no están siendo correspondidas con la necesaria y urgente actualización de los ambientes educativos, que requieren, por ejemplo, el empleo asertivo de las TIC para centrar la enseñanza en los aprendizajes.  Contradictoriamente se cursa el desmantelamiento de la infraestructura en la Asignatura de Tecnología, se tiene en desuso las aulas HDT y las de medios (por falta de personal), se regresa a las condiciones que nos argumentaron para dar curso a la Reforma en Secundaria: los profesores fuera de perfil, con horas fragmentadas en planteles distintos, con cargas mínimas que no permiten el sustento, sobrecargados con asignaturas diversas, agobiados por exigencias que rebasan el tiempo asignado a sus labores, etc. (Por cierto la movilización de enfermeras del 6 de enero del nuevo año muestra esa generalizada política).

Si a ese panorama le faltara poco, se produjo a finales de septiembre la agresión de Iguala a Normalistas de Ayotzinapa, que dejo expuesto el grado de podredumbre de un sistema que alentó la guerra contra el narco y la emplea para disfrazar crímenes contra opositores así como de la población civil que presenta resultados de exterminio social de los más pobres y de los más jóvenes.  El país se muestra podrido en la corrupción que ostenta una clase política – empresarial que soborna, que trafica sin el menor rubor, que liquida a la Nación impunemente, que sienta su proyecto económico altamente excluyente en la mayor expoliación, en la liquidación de los sindicatos, una mayor precarización de los trabajadores, en la liquidación de conquistas producto de 2 siglos de lucha social.  Ayotzinapa se ha convertido en la gota que derramó el colmado vaso de agravios, las protestas no cesan y rompen fronteras, de manera ejemplar se alza la voz que señala que si permitimos el olvido ellos los sin sentimientos y que sin piedad liquidan nuestro futuro, ellos con el olvido ganaran…

Es pues momento no de reflexiones tradicionales y de buenos deseos superficiales, es el momento de atrevernos a no dejar que la impunidad, la corrupción y la expoliación se mantengan, es el momento de unirnos, de pasar de la indignación a la organización del YA BASTA. Nos tocó la condensación de la historia, nos tocará decidir sobre el país que heredaremos a nuestros hijos, a las nuevas generaciones, ojo que ell@s nos dan ejemplo como el descollante movimiento de los estudiantes politécnicos.

Será siempre tarea de la educación gestar la mirada en el horizonte posible, rescatar las mejores prácticas sociales, elevar el espíritu, ganar el futuro con la acción transformadora, los docentes empoderados de esa herramienta tenemos tarea pendiente.

POR UN ESPERANZADOR 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s