Así se pueden aplicar las últimas tendencias tecnológicas a la educación.

La empresa de auditoría y consultoría Deloitte ha elaborado, por décimo año consecutivo, un informe en el que enumera las tendencias tecnológicas que transformarán los servicios de las empresas en un futuro muy próximo. Sin embargo, los futuros trabajadores de esas empresas todavía se encuentran en etapa educativa y, por lo tanto, conviene conocerlas y saber cómo adaptarlas al aula con el fin de adaptar el proceso de enseñanza-aprendizaje a las nuevas necesidades.

Algunas de estas novedades pueden usarse en educación y, de esta forma, avanzar en el proceso de enseñanza-aprendizaje y adelantarse al futuro de los estudiantes para que, una vez que se integren en el mundo laboral, conozcan lo que se van a encontrar.

Chatbots

Tecnologías inmersivas en el aula

El informe adelanta que en algunos años predominarán las empresas impulsadas por inteligencia artificial. ¿No es una buena excusa para incluir esta tecnología dentro del aula? Hace algún tiempo, Begoña Gros, profesora de la Facultad de Educación de la Universidad de Barcelona, exponía tres usos de esta tecnología en clase, como la creación plataformas online de autoaprendizaje. Además, destacaba la robótica educativa: creación de robots que actúan como docentes virtuales. También hablaba sobre los chatbots: agentes de software conversacionales que actúan como profesor, estudiante o tutor en entornos virtuales de formación.

Vinculada a la inteligencia artificial, el informe elaborado por Deloitte destaca el aumento de las interfaces inteligentes que mejoran a través de la realidad virtual y la realidad aumentada la relación entre nosotros, con las máquinas y con los datos. Estas dos tecnologías inmersivas ya están muy presentes dentro de las aulas. De hecho, tal y como comenta Juan Luis Moreno, director de Innovación de la escuela de Digital Business The Valley, “estas tecnologías tienen capacidad para alimentar la curiosidad, por lo que, con su uso, se estará fomentando la implicación y la creatividad, ayudando a la retención de conceptos”. Pero, ¿cómo incluirlas? Son muchos los profesores que ya se han lanzado a la piscina con diferentes experiencias educativas. Además, otro recurso son los libros que incluyen realidad aumentada: una buena forma de educar en el futuro mientras se fomenta la lectura.

Tecnologías inmersivas en el aula

Almacenamiento en la nube y ciberseguridad

Este tipo de tecnologías no podrían entenderse sin los operadores y los servidores que trabajan en la nube y que permiten automatizar las tareas de administración y almacenamiento de archivos. Existen diferentes herramientas las que se puede acceder desde cualquier dispositivo móvil y servicios de almacenamiento que permiten subir a internet diferente documentos y trabajar con ellos en la red.

Ciberseguridad

La última novedad que destaca el informe tiene que ver con la ciberseguridad: elemento clave en cualquier empresa que se precie, y también en educación. Es de vital importancia educar en ciberseguridad y enseñar a los estudiantes diferentes pautas para hacer un uso responsable de internet. De hecho, ya se está implantando en algunos colegios de Estados Unidos una asignatura de ciberseguridad gracias a la cual los estudiantes descubren los peligros que rodean a la red, así como todo lo que deben saber en caso de amenaza.

The post Así se pueden aplicar las últimas tendencias tecnológicas a la educaciónappeared first on EDUCACIÓN 3.0.

Anuncios

CNTE inicia plantón en Cámara de Diputados y movilizaciones por la Abrogación completa de la #ReformaEducativa de EPN

Ciudad de México. Profesores de la sección sindical de Oaxaca, afiliada a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se instalaron en plantón en las calles aledañas a la Cámara de Diputados, en la Ciudad de México, en demanda de exigir “una verdadera abrogación” de la reforma educativa y no quede solo en cambios superficiales que lesionen los derechos de los trabajadores de la educación.

sanlazaro

Convocados por la CNTE, el plantón ubicado en Avenida Congreso de la Unión y la Calle de Zapata, permanecerá frente a San Lázaro durante 72 horas, con una serie de movilizaciones en la Ciudad de México.

“Manifestamos al pueblo de Oaxaca, de México, a las autoridades municipales, padres y madres de familia que nuestra presencia en las calles obedece a una exigencia generalizada de no permitir mecanismos normativos que garantizan la continuidad de una Reforma que derramó sangre, dejó muertos, hostigamiento y persecución en nuestro Estado”, señaló el pronunciamiento leído por una comisión de profesores durante la instalación del plantón.

Genaro Martínez Morales, secretario de organización de la sección 22 de Oaxaca, insistió en que su presencia frente al recinto legislativo es para cerciorarse de que la reforma educativa impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto quede “totalmente derogada”, pues no se aceptará que los legisladores federales aprueben una iniciativa que no incluya los planteamientos expresados por el movimiento magisterial democrático.

Incluso, señaló que los profesores de la CNTE tienen una propuesta de educación alternativa, con modelo educativo, que ya han sido presentados en mesas de negociación y que ahora esperan sean tomados en cuenta.

Cuando aprender se vuelve una experiencia inolvidable.

Edgar Morin, filósofo y sociólogo francés, escribía en 1994 en el prólogo del libro titulado ‘Introducción al pensamiento complejo’ estas palabras:

“Nunca pude, a lo largo de toda mi vida, resignarme al saber parcelado, nunca pude aislar a un objeto de estudio de su contexto, de sus antecedentes, de su devenir. He aspirado siempre a un pensamiento multidimensional. Nunca he podido eliminar la contradicción interior. Siempre he sentido que las verdades profundas, antagonistas las unas de las otras, eran para mí complementarias, sin dejar de ser antagonistas. Nunca he querido reducir a la fuerza la incertidumbre y la ambigüedad”.

Si he querido empezar este artículo con esta reflexión de Edgar Morin, es porque creo que define a la perfección uno de los grandes retos a los que se enfrenta la educación a día de hoy: conseguir que el aprendizaje sea significativo y perdurable en el tiempo por su utilidad, su reflexión y su capacidad crítica y, sobre todo, colaborativa. Dentro de estos grandes retos es donde entra en juego el denominado aprendizaje profundo.

Un aprendizaje perdurable en el tiempo

La educación actual no puede seguir dando la espalda a los grandes temas que vive la sociedad tanto dentro como fuera de las aulas. Temas como la injusticia social, el reparto no equitativo de la riqueza, los movimientos migratorios, los efectos del cambio climático, la violencia de género o la incertidumbre a la que aludía el propio E. Morin. Grandes temas que la escuela debe entender como una oportunidad para el crecimiento integral de los estudiantes.

La educación actual no puede seguir dando la espalda a los grandes temas que vive la sociedad tanto dentro como fuera de las aulas

Tenemos la gran suerte de vivir en una época extraordinaria. Una época donde la tecnología nos simplifica y soluciona muchos aspectos de la vida personal, laboral y académica. Gracias a esta tecnología podemos recordar hechos históricos con facilidad, realizar operaciones matemáticas sin esfuerzo u obtener una cantidad ingente de información en cuestión de segundos en cualquier parte y en cualquier momento. Pero lo que no alcanza la tecnología es a la imaginación, a la capacidad de aprender del otro, a la adaptación a los cambios y al entorno, a la formulación de preguntas para aprender, a la cooperación o al espíritu crítico. Y es ahí, donde interviene el aprendizaje profundo, un término que por otra parte va íntimamente l aprendizaje superficial (orientado a la reproducción o repetición) y el aprendizaje estratégico ligado, que no opuesto, a otros dos aprendizajes: e (orientado al logro o rendimiento personal).

De entre las muchas definiciones que existen acerca del aprendizaje profundo, tal vez la que más me guste por su simplicidad y claridad es que define este término como el ‘aprendizaje capaz de dotar de significado una nueva información’ (Biggs y Tang) o, lo que es lo mismo, la estrategia que permite a una persona comprender y retener un determinado aprendizaje a lo largo del tiempo. Es más, también pretende que ese aprendizaje que perdura en el tiempo sea capaz de utilizarse para la resolución creativa de un problema en un contexto determinado en cualquier momento de la vida.

aprendizaje profundo

También me gustaría insistir en un aspecto que me parece crucial a la hora de abordar este tipo de aprendizaje y es que el aprendizaje profundo y el aprendizaje superficial no son aprendizajes opuestos, sino que se complementan entre sí y son ambos imprescindibles, dada su complementariedad (Hattie).

Y ahora viene la gran pregunta: ¿se puede enseñar a nuestros estudiantes a aprender para siempre? Y si es así, ¿cómo se consigue? Si volvemos a la cita de Morin que abría este artículo, leemos un concepto muy interesante: pensamiento multidimensional. Si lo aplicamos a la escuela, una de las claves para trabajar el pensamiento profundo radica en la superación de lo que entendemos por materia o asignatura, y así apostar por el trabajo por ámbitos (lingüístico, científico-técnico…) o por proyectos multidisciplinares donde la colaboración se convierte en un elemento clave para el éxito de cualquier reto.

Una de las claves para trabajar el pensamiento profundo son los proyectos multidisciplinares donde la colaboración es un elemento clave para el éxito de cualquier reto

Una de las claves para trabajar el pensamiento profundo son los proyectos multidisciplinares donde la colaboración es un elemento clave para el éxito de cualquier reto. Posible sumario, la idea está sacada del párrafo de más arriba

Los estudiantes, protagonistas del aula

También resulta fundamental la motivación, concretamente la motivación intrínseca, aquella que fomenta el aprendizaje no solo como una fuente de conocimiento, sino también de placer, de satisfacción personal. ¿Y por qué? Porque dicho conocimiento conecta con la vida real, mejor dicho, con problemas de la vida real que ahora tenemos la oportunidad de resolver dentro de las aulas y hacerlo desde una perspectiva crítica, analítica y a partir de la generación de buenas preguntas; es decir,  fomentando la metacognición.

Tenemos una gran oportunidad para ir más allá de una escuela en la que los estudiantes aprenden solo para aprobar, donde se memorizan datos que se olvidan a las pocas semanas, donde lo que se enseña no guarda conexión con lo que se encuentran los alumnos fuera de las aulas, donde las tareas que predominan son mecánicas, repetitivas y poco motivadoras.

Es por esto que verbos como preguntar, crear, producir, dialogar, discutir, evaluar, secuenciar, comparar, justificar, aplicar o proponer deben convertirse en los grandes agentes del aula. Unos verbos y unas acciones que deben permitir a los alumnos seguir aprendiendo y entender e interactuar con el mundo que les rodea.

Y para ese cambio, para esa transformación educativa, el aprendizaje profundo tiene claro que el docente ya no es el centro del aprendizaje, sino un facilitador del mismo. Porque los verdaderos protagonistas del aprendizaje en el aula pasan a ser los estudiantes que aprenden haciendo, que entienden la evaluación como un aspecto clave para su aprendizaje, que toleran y defienden la diversidad que existe tanto dentro como fuera del aula.

Hacia una educación competencial

Por último, me gustaría referirme a otra cuestión que creo que también es esencial a la hora de entender una enseñanza significativa, útil y permanente. Se trata del desarrollo de las competencias, es decir, preparar a nuestros alumnos para que en un futuro sean conscientes de lo que saben hacer, capacitarlos para afrontar problemas desde una perspectiva constructiva y enseñarles a tomar decisiones de manera consciente y responsable.

Tenemos una gran oportunidad para ir más allá de una escuela en la que los estudiantes aprenden solo para aprobar

En definitiva, enseñarles a que sean capaces de dar una paso más del que les hemos enseñado en nuestras aulas. Una educación competencial que se consigue, entre otras actuaciones, fomentando la cooperación e implantando metodologías que promueven la ayuda mutua, pero también la autonomía personal como, por ejemplo, la metodología del aprendizaje cooperativo. Y todo ello fundamentado en un tipo de evaluación formativa, es decir, una evaluación que valore el proceso por encima del resultado o del producto, que entienda el error como una forma más de aprender y que fomente la retroalimentación desde el diálogo y el pensamiento crítico.

El aprendizaje profundo no viene a sustituir o a eliminar una escuela que define, recuerda, describe o clasifica. Lo que pretende es dotar a los docentes de nuevas estrategias que permitan, precisamente, analizar, sintetizar y evaluar entre otras muchas acciones. En definitiva, convertir el aprendizaje en una experiencia inolvidable, saliendo de esas ‘parcelas’ a las que aludía en la cita de Mourin; unas parcelas que deben abrirse al mundo para entenderlo, interpretarlo y, por qué no, mejorarlo.

 

The post Cuando aprender se convierte en una experiencia inolvidable appeared first on EDUCACIÓN 3.0.

Ficha Quinta Sesión – CTE 2018-2019

La Secretaría de Educación Pública, a través de la Subsecretaría de Educación Básica, pone a disposición de los colectivos docentes la Ficha de trabajo correspondiente a la Quinta Sesión Ordinaria de los Consejos Técnicos Escolares (CTE).

En esta sesión se invita a los colectivos a continuar con la reflexión en torno a la necesidad de valorar y atender la diversidad que caracteriza a cada grupo escolar, de manera que se garanticen oportunidades de aprendizaje para todas las niñas, niños y adolescentes que asisten a las escuelas de educación básica.

Para esta quinta sesión, ha trascurrido la mitad del ciclo escolar en los planteles escolares. Resulta necesario que los colectivos docentes hagan una pausa para reflexionar acerca de los logros que presentan sus alumnos, con relación a los aprendizajes y las necesidades que fueron identificadas al inicio del ciclo lectivo con los obtenidos hasta ahora, con el fin de reconocer cuánto se ha avanzado y qué esfuerzos habrá que concretar en este último semestre del año lectivo, con especial atención en aquellos alumnos en riesgo de no alcanzar los aprendizajes esperados. 

También se sugiere prever lo necesario para organizar la próxima sesión de CTE, en la que habrán de encontrarse con otros maestros en la modalidad de Aprendizaje entre escuelas, si el colectivo está de acuerdo en realizar un ejercicio de Observación de clase entre maestros.

La Secretaría de Educación Pública les desea el mejor de los éxitos en esta sesión del Consejo Técnico Escolar.

Fichas para el CTE Inicial

Guía de CTE Fase Inicial

Fichas para el CTE Preescolar

Guía de CTE Fase Intensiva Preescolar

Fichas para el CTE Primaria

Guía de CTE Fase Intensiva Primaria

Fichas para el CTE Secundaria

Guía de CTE Fase Intensiva Secundaria

Embate al normalismo mexicano, el caso Tlaxcala (Escuela Normal de Educación Física y CESCET).

A partir de 1984, las escuelas normales del país, han sufrido serios embates por parte de los gobiernos federales y locales en turno; embates que, indiscutiblemente, han mermado el propósito para el cual fueron creadas: la formación de maestros y maestras de México; y es que como sabemos, el Acuerdo Presidencial que se publicó en ese mismo año y, mediante el cual, se les dio un rango que las ubica como Instituciones de Educación Superior (IES), propició un serio reacomodo que las ha llevado a sufrir y/o padecer, las consecuencias de un neoliberalismo mal encauzado.

Para nadie es desconocido que, como IES, las normales del país, deben desarrollar y fortalecer tres áreas sustantivas que, a decir de la autoridad educativa que ha pisado la Secretaría de Educación Pública (SEP), gira su quehacer profesional: docencia, investigación y difusión y extensión de la cultura; sin embargo, las condiciones con las que operan (y que no ha sido atendidas como debieran por parte de la autoridad educativa federal y local), poco han favorecido dicho desarrollo y fortalecimiento y, aunque se han “aplicado” una serie de programas como el famoso PROMIN (Programa de Mejoramiento Institucional de las Escuelas Normales), mismo que ha sufrido con el paso del tiempo diversas variaciones que han concluido en lo que hoy se conoce como PACTEN (Plan de Apoyo a la Calidad Educativa y la Transformación de las Escuelas Normales), la verdad de las cosas, es que ese lastre, repito, neoliberal, sigue afectando sus estructuras normativas, organizativas y curriculares, que son fundamentales para lograr que, efectivamente, sean las instituciones educativas que México y la sociedad mexicana requiere.

En este sentido, un asunto que no es menor es que, las normales, por mandato constitucional, no gozan ni han gozado de la autonomía con la que cuentan las universidades; de ahí que pueda entenderse que, por ejemplo, en el ámbito curricular y presupuestal, éstas dependan del Estado a través de (antes del 2005) la Subsecretaría de Educación Básica y Normal (SEByN) y (después de esa fecha) de la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE), motivo por el cual, hablar de esa autonomía en el subsistema normalista, se asemeja: a una quimera más que a una realidad palpable y plausible entre las escuelas formadoras de docentes.

¿Cuál es el motivo por el que las normales no gozan de esa autonomía si, en los hechos y por el Acuerdo Presidencial que he referido, son IES? La respuesta, aunque sencilla, conlleva varios puntos de análisis que, por obvias razones, no me dará tiempo abordar en este momento; sin embargo, puedo decir que esta falta de autonomía está ligada a la incapacidad gubernamental de ver más allá del propio Estado como “controlador” de todo lo que ocurre en el Sistema Educativo Mexicano (SEM). Por ello es que bien se afirma que la docencia es una profesión de Estado y, cuyo origen, se halla mayormente, en las escuelas normales del país.

Recordar que, en el sexenio Peñista, particularmente, durante la gestión de Aurelio Nuño y compañía, fueron brutalmente menospreciadas estas escuelas cuando éste último afirmó que “cualquiera podía ser maestro”, no es para menos; por el contrario, haber denostado el papel tan importante de las escuelas formadoras de maestros y maestras, fue uno de los tantos errores que los llevo a la ruina política y de la cual, no se han levantado ni se levantarán en los próximos años. Obviamente que dichos funcionarios, durante este tiempo, no estuvieron solos, los Consejeros del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), los acompañaron, y vean cuál ha sido el resultado y el destino de éstos. En fin.

Volviendo al tema que me ocupa y preocupa, debo de señalar un problema que lleva más de un mes, aunque en los hechos el conflicto data de más tiempo, que se ha suscitado en el Estado de Tlaxcala y, del cual, tanto el gobierno local y el propio Secretario de Educación Pública del mismo, no han atendido como debieran. Y es que las escuelas formadoras de maestros, desde el mes de enero de este año, entraron en paro de labores (https://www.elsoldetlaxcala.com.mx/local/paro-en-normales-por-falta-de-reconocimiento-de-plazas-2960542.htmlhttps://385grados.com.mx/2019/01/siguen-en-paro-normales-en-tlaxcala-advierten-que-recrudeceran-acciones/); esto, por la falta de respuesta a las demandas, justificadas, de los profesores normalistas, entre las que destacan: falta de “conciliación”, ante el FONE, de plazas presupuestales asignadas a profesores con más de 15 años de servicio ininterrumpido; falta de concreción de los procesos de promoción a través de las Comisiones Dictaminadoras y que se derivan de la jubilación de profesores que laboraban en esas escuelas; falta de nombramiento de cuadros directivos en, al menos, dos instituciones formadoras de docentes; falta de apoyo económico (becas) para los estudiantes con posibilidades de acceder a un esquema de movilidad nacional e internacional; presunta asignación de horas/clave a personal que no labora en las escuelas normales de la entidad; falta de un proyecto institucional que encamine a las escuelas normales del Estado para consolidarse como IES (y que ya he referido); entre otras.

Problemas que, como he señalado, tienen ya varios meses e, incluso, años que se han gestado en el sector y que, la autoridad gubernamental y educativa, no ha resuelto cayendo en omisión, opacidad y negligencia en el ejercicio de sus funciones. Esta situación, trae a la mente, el cierre de dos escuelas formadoras de maestros en la entidad hace algunos años: la Escuela Normal de Educación Física “Revolución Mexicana” y el Centro de Estudios Superiores de Comunicación Educativa de Tlaxcala (CESCET) que formaba maestros en Secundaria con especialidad en Telesecundaria y que, por ser ambas dependientes del Estado y no de la Federación, un gobierno local de extracción priista, puso fin a las funciones que, tan importantes instituciones educativas, desarrollaban para beneficio del sector educativo y social en Tlaxcala y en la región. ¿Será que el actual gobierno, también de extracción priista, pretenda seguir los mismos pasos que su antecesor?, ¿esa es la política del nuevo gobierno encabezado por López Obrador?

¿Por qué, si hay maestros con más de 15 años de servicio ininterrumpido, no fueron “conciliadas” sus plazas ante el FONE?, ¿quién fue el responsable de no reportar el estado que guardan y guardaban esas plazas ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)?, ¿por qué no se han nombrado cuadros directivos en, al menos, dos instituciones formadoras de maestros y solo se han asignado, temporalmente, a responsables de las direcciones?, ¿por qué no han procedido los procesos de promoción si, en los hechos, existe un reglamento que legitima y valida dichos procesos al interior de las normales y que la misma DGESPE dio a conocer el año pasado?, ¿por qué no se cuenta con un proyecto que de luz sobre el desarrollo y fortalecimiento de la capacidad académica y de infraestructura de las escuelas normales?, ¿por qué los estudiantes tienen que pagar sus propios trámites para la obtención de una beca de movilidad nacional e internacional si existen los recursos federales para tal propósito?, ¿por qué no se ha realizado una auditoría al subsistema de educación normal en la entidad que lleve a conocer el estado que guardan los recursos y la aplicación de los mismos?, ¿por qué si el mismo Secretario de Educación ha manifestado que el diálogo debe ser la bandera para resolver los conflictos, éste se ha negado la posibilidad de ello?, ¿por qué si las normales son parte de las IES a nivel nacional, no son tratadas como tales y se ha menospreciado su valor en la formación de docentes?

Preguntas y más preguntas que, con seguridad tienen una respuesta. Por lo pronto, hasta el momento en que cierro estas líneas, el conflicto que inició hace más de un mes persiste, y las normales del Estado se encuentran en paro. La insensibilidad con la que ha actuado el gobierno y los funcionarios de la SEPE-USET ha sido tal, que si en verdad, como ellos afirman, se debería de privilegiar el diálogo y la aplicación de la ley, deberían de estar presentes para llevarlos a cabo y atender las peticiones que, conforme a los derechos laborales que tienen los profesores como trabajadores de la educación, deberían ser otorgados. Su petición o las peticiones de los profesores, no están fuera de la ley; me consta y hay pruebas de ello.

Con negritas:

Por cierto, cuál es o será la sanción administrativa a la que se han hecho acreedores aquellos funcionarios que, en este caso, han sido omisos y negligentes en el cumplimiento de sus funciones. Me gustaría saberlo. Al tiempo.

3 estrategias para ayudar a alumn@s con Dislexia

dislexiaLa dislexia es uno de los problemas de aprendizaje más conocidos alrededor del mundo. Una de cada diez personas la tienen, de acuerdo a Dyslexia International, una organización sin fines de lucro que desarrolla programas didácticos especializados para tratar esta dificultad.

La creciente concientización acerca del tema ha ayudado a disminuir el impacto que tiene la dislexia sobre el proceso de aprendizaje de los alumnos. Uno de los elementos más importantes en este progreso: Capacitación docente.

Esta ONG afirma que cuando los maestros están entrenados para identificar la dislexia desde sus etapas tempranas, 90% de los niños que la padecen podrán ser educados en un salón de clases regular sin mayor problema.

¿Cómo detectarla a tiempo?

Para diagnosticar dislexia es necesario el apoyo de un psicólogo profesional, sin embargo, el avance de la tecnología pone a nuestra disposición recursos para detectar si el estudiante presenta síntomas que ameriten acudir a consulta.

Hoy en día, exámenes rápidos por medio de apps ayudan a descubrir problemas de lectura y aprendizaje que pueden ser asociados con la dislexia. Recientemente dos egresados de la UNAM crearon la aplicación móvil Deslixate, que factoriza las fuerzas y debilidades del niño para exponer si existen características de dislexia en su proceso de aprendizaje.

Dytective for Samsung es otra opción, sus contenidos constan de juegos lingüísticos y de atención, la plataforma de inteligencia artificial puede emitir un juicio acerca de qué tan propensa es una persona a la dislexia en tan solo 15 minutos.

Detectar atributos de la dislexia se ha vuelto mucho más fácil y económico en la última década. Los días en que un estudiante podía pasar toda su trayectoria escolar sufriendo esta dificultad de aprendizaje sin diagnóstico oportuno ya pasaron.

Pero una vez que sabemos que un alumno tiene dislexia. ¿Qué podemos hacer como maestros para ayudarle a aprender mejor? Existen tácticas especialmente diseñadas para asegurar un proceso de aprendizaje certero aún en alumnos con dislexia.

¿Cómo enseñar a alumnos con dislexia?

Para ayudar a alumnos con dislexia, hay que apelar a métodos que ayuden a mejorar la lectura y los mecanismos de lenguaje. Guiarlos a hacer uso de herramientas que estimulen otras regiones del cerebro para compensar ese peso extra que cargan al momento de aprender a leer y procesar palabras.

1. Aprendizaje multisensorial.

Consiste en reforzar la absorción del conocimiento lingüístico con la inclusión de actividades manuales y ejercicios físicos. Por ejemplo, proyectos de arte en los que el niño forme una palabra con materiales, como fichas o pastas; ir formando una palabra, letra por letra mientras salta la cuerda; organizar un juego en el que se escondan palabras en notas y los alumnos deban buscarlas.

Este enfoque no solamente ayuda a los niños con dislexia, también hace la clase más divertida y fácil de llevar para todos.

2. Uso de herramientas tecnológicas.

Si ya nos apoyamos en aplicaciones para pre-diagnósticos de dislexia, ¿por qué no usar la tecnología también para reducir los obstáculos que conlleva? Recursos como correctores de texto, lectores automáticos por línea que van mostrando el texto en el tamaño y velocidad más amigables para el alumno, teclados con color; existen un sin fin de recursos para convertir la lectura y el aprendizaje lingüístico en algo menos complicado para ellos.

3. Trabajar en conjunto con los padres.

Organizar juntas con los padres para monitorear su progreso y desarrollar una estratagema que tome en cuenta sus fuerzas y debilidades específicas es muy importante.

Cada niño es diferente y la manera en que afecta la dislexia a cada uno también lo es. Los padres pueden ser el mejor aliado del maestro y proporcionar información valiosa para asegurarse de que el método didáctico aplicado funciona o si necesita ajustes.

Es importante recordar que la dislexia no es solamente un problema aprendizaje, también puede causar complicaciones como un alto nivel de estrés y baja autoestima en los niños. Estas situaciones afectan tanto su desarrollo escolar como el personal.

Antes de cualquier método, los elementos más indispensables para ayudar a un alumno con dislexia a ir más allá de su dificultad, son la conversación sensible, la empatía y la constancia. Solo así tendrán la mismas oportunidades que todos los demás en el salón de clases y fuera de este.

CNTE posicionamiento ante Reforma Educativa de AMLO. Exige abrogación Total, no parcial de Reforma de Peña Nieto

CNTE-AMLO_opt

La Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), difundió un posicionamiento en el que expresó su rechazo a la reforma educativa del Presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En dicho posicionamiento,  llamó al magisterio para que permanezca organizado bajo los principios de lucha y resistencia de la Coordinadora, ya que la iniciativa de López Obrador, no garantiza la abrogación total de la reforma educativa de Enrique Peña Nieto tal como lo exige la CNTE.

Y es que alertó que la propuesta del Ejecutivo de la Nación sigue siendo punitiva debido a que solicita al Congreso de la Unión que contemple sanciones a funcionarios “que no cumplan o no hagan cumplir las disposiciones relativas, lo mismo todos aquellos que las infrinjan”.

Asimismo advirtió que la reforma educativa de AMLO comparte la perspectiva que dicta la OCDE y Mexicanos Primero, ya que el término excelencia que se pretende insertar al artículo tercero, “perfecciona el concepto infundado de calidad”.

Del mismo modo acusó que no se plantea un sistema de formación y profesionalización que responda a las necesidades de los trabajadores de la educación País.

Y es que acusó que de aprobarse la reforma educativa de López Obrador, se mantendría el sistema estandarizado de la educación reproduciendo e individualismo y verticalidad de la superación profesional, con un corte técnico y pragmático designado desde diversos organismos internacionales, lo cual, desde la visión de la CNTE, es una reforma excluyente al sólo referirse a los maestros.

Del mismo modo arremetió contra el Centro para la Revalorización del Magisterio que sustituirá al INEE.  Y es que señaló que se corre el riesgo de dejar la educación en manos de la clase empresarial, ya que la conformación del Consejo Consultivo y Consejo Directivo de dicho centro, propone la intervención de maestros destacados a criterio del Ejecutivo de la Nación, lo cual puede significar la exclusión de la representación sindical, avalar la injerencia de la sociedad civil que mercantiliza con la educación y con ello, la incursión de poderes fácticos y empresariales como Mexicanos Primero.

Expresó que por el contrario, la Coordinadora ha desarrollado planes y proyectos acordes a las necesidades de las comunidades y poblaciones, respetando en todo momento las formas de organización de las mismas.

Destacó que el tercero constitucional debe ser un artículo educativo y pedagógico, sin que contenga disposiciones que atenten contra los derechos laborales y sindicales de los maestros.

“Por lo tanto, el artículo 3° a reformar no debe significar un régimen de excepción laboral como lo plantea al proponer el Servicio Profesional del Magisterio o el Servicio de Carrera Magisterial”. 

En ese sentido hizo un llamado a que se construya una verdadera transformación educativa que recoja los planteamientos de los actores y fuerzas sociales más importantes del País.  “Una educación que descolonice el pensamiento y forme al sujeto histórico social”, expresó.

Por último, la Coordinadora lanzó la exigencia de abrogar totalmente la mal llamada reforma educativa, que se reinstalen todos los maestros cesados, la suspensión inmediata de los procesos de evaluación docente, que se garantice la asignación de plazas automáticas para egresados de Escuelas Normales, se detenga la aplicación del Nuevo Modelo Educativo, la solución inmediata a las demandas salariales no resueltas, la liberación de presos políticos y la cancelación de todo proceso jurídico, penal, laboral y administrativo derivado de la implementación de la reforma educativa de Enrique Peña Nieto.