Archivo de la etiqueta: OCDE

OCDE-INEE-SEP y UAM Hugo Aboites

th
La Iniciativa del presidente López Obrador que abroga la llamada reforma educativa, por un lado, plantea claro –como dijo el 12 de diciembre 2018– cumplirle a las maestras y maestros, pero en abierta contradicción la SEP busca preservar todo lo posible de esa reforma y del INEE. Así, el secretario Moctezuma, en entrevista televisada antes del inicio formal del sexenio, hablaba de pláticas con el instituto para evaluar a los maestros y luego invita a un consejero de la Junta de Gobierno del INEE, Guevara Niebla, quien –en hiriente paradoja– se convierte en la autoridad para los cientos de miles de maestros de los niveles educativos contra los que se enfocó la evaluación impulsada por el INEE. El mismo día de su designación, el ex INEE aclara sus lealtades al calificar como excesivas las pretensiones de López Obrador de eliminar la reforma educativa (www.elfinanciero.com.mx/10deagosto ), y, más tarde, cuando ya se presenta la iniciativa de abrogación prefiere callar, pues, dice, la está digiriendo (https://www.excelsior.com.mx/nacional/ estoy-digiriendo-la-iniciativa -y-vamos-a-analizarla-gilberto-guevara/1284747 ).
Hay historia: en 2010 la SEP acuerda con la OCDE crear la reforma educativa: México necesita con urgencia un sistema de evaluación docente basado en estándares (y) los docentes que presenten un bajo desempeño deberán ser excluidos del sistema educativo. Acordaron también la operación del Organismo de Evaluación Independiente (que sería el INEE), y para facilitar la implantación de la reforma o como dicen, “para lograr la transmisión desde la OCDE hacia México, es necesario que un grupo nacional de actores se ‘apropie’ de las recomendaciones y las adapte.” Y crear un Comité de Trabajo con miembros de la academia altamente respetados, docentes y personalidades del sector público y sociedad civil. ( Acuerdo México-OCDE para mejorar la calidad de las escuelas mexicanas, 2010). Y allí convergen Mexicanos Primero y académicos comprometidos a fondo con la evaluación del INEE (ahora defensores de lo que les era propio). La OCDE (dos visitas recientes de Gurría a la SEP) también defiende. Así, desde niveles altos de la SEP y el grupo nacional de la OCDE más que cumplirle a los maestros le cumplen al legado del INEE.

Por eso, los maestros y diputados afines rechazan la problemática fracción IX de la iniciativa de modificación al tercero constitucional. Porque con el pretexto de generar lineamientos relacionados con la mejora del magisterio, propone mantener en la Constitución una parte del INEE, mediante la creación de un Centro con autonomía técnica que, de nuevo, enfatice una evaluación que, al no reconocer a los maestros como trabajadores del artículo 123 constitucional, vuelve a ser todopoderosa. Así, a pesar de que desde los años 90 todo se evaluó, pero poco o nada mejoró, no se aprende del fracaso y otra vez se presenta, reforzada, la evaluación como el único camino para la mejoría. Para eso retoma conceptos clave de la OCDE-INEE, pues quiere que ese Centro contribuya a la mejora continua de la educación a través estudios, mediciones (exámenes estandarizados), la determinación de estándares (perfil único respecto al cual evaluar) e indicadores de resultados(datos a recolectar en la evaluación). Es decir, evaluar y evaluar cuando ya sabemos que dependiendo del estándar, ciertas escuelas resultarán pésimas y otras de excelencia, y cuando sigue siendo cierto que las comunidades educativas pueden decir mejor que nadie qué es lo que se necesita para mejorar. Un Centro, además, que incluiría como nueva examinación la certificación de escuelas, es decir, la evaluación de los colectivos docentes, y que acredite a las instituciones autorizadas para certificar (evaluar) el desempeño de las instituciones, las autoridades y los distintos actores de la educación (evaluación a maestros y estudiantes) además que haya certificadoras que identifiquen las buenas escuelas, en un esquema como el de las agencias acreditadoras de programas e instituciones universitarias (ver Ángel Díaz Barriga, 2008: Impacto de la evaluación en la educación superior mexicana). El mismo que, después de décadas, no ha traído resultados claros de mejoría, pero sí un boyante negocio. Efectivamente, negocio, porque además del poder que sobre los maestros y escuelas confiere la evaluación también se hace evidente el factor dinero. Las agencias privadas cobran a las universidades por certificarlas; la OCDE cobra caro a México el costo de los estudios y recomendaciones que hace; el Ceneval cobra miles de millones de pesos por los exámenes de la evaluación del INEE a maestros, y los consejeros del INEE cobran sueldos como autoridades universitarias. Y, como se ve en la UAM, hoy no es nada fácil alejar un poco a la educación de los privilegios del poder y el dinero.

Anuncios

OCDE: México de los países con la más inequitativa distribución de recursos en las escuelas.

México disminuyó inversión educativa por alumno: OCDE

globo-terraqueo-ocde

Laura Por Solano
Periódico La Jornada
Sábado 4 de enero de 2014, p. 26

A pesar de que México invierte, en promedio, casi 24 mil dólares por alumno desde primaria hasta primer ciclo de secundaria, los resultados alcanzados en su desempeño académico son inferiores, incluso, al de naciones que destinan menos recursos, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El reporte de México en el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) 2012, que en esta ocasión evaluó con mayor amplitud los saberes matemáticos, así como lectura y ciencias, destaca que en comparación con el gasto en educación que realiza Turquía –19 mil 821 dólares por estudiante durante nueve grados educativos–, nos aventaja en 34 puntos en matemáticas, lo que es equivalente a nueve meses de escolaridad.

Además, subraya el organismo, de las 26 naciones con datos comparables en gasto por alumno, sólo tres disminuyeron su inversión: México, Italia e Islandia.

La OCDE señala que las naciones con una distribución más equitativa de los recursos destinados a la educación tienden a alcanzar mejores rendimientos en áreas específicas como matemáticas.

Sin embargo, alerta que en nuestro país la diferencia en el índice de calidad de los fondos educativos entre las escuelas con más ventajas socieconómicas y aquellas que enfrentan los mayores rezagos es la más alta de todos los países miembros de la OCDE y la tercera de las 65 naciones participantes de PISA 2012, sólo detrás de Perú y Costa Rica.

Por ello, indica, México refleja altos niveles de desigualdad en la distribución de recursos educacionales.

Incluso, se advierte que la capacidad de nuestro país para dar a todos los alumnos la oportunidad de alcanzar un rendimiento de excelencia es baja, pues el porcentaje de jóvenes en desventaja social que pueden superar un contexto social adverso y que logran buenos resultados académicos es menor al promedio de 6.5 por ciento de las naciones integrantes de la organización, pues sólo alcanzan 3.8 por ciento.

En cuanto a la autonomía escolar, la OCDE reconoce que nuestro país se encuentra entre los estados, en términos comparativos, con más bajos niveles de toma de decisiones en materia curricular y de gestión educativa.

No obstante, señala que la provisión de mayor autonomía no asegura mejores rendimientos, pues destaca que mayores capacidades en esta materia están relacionados con mejores resultados en matemáticas cuando existe un ambiente de colaboración entre profesores y directivos, así como un sistema de rendición de cuentas.

La evaluación, que se aplicó en 2012 a cerca de 510 mil estudiantes de tercer grado de secundaria o que cursaban su primer grado de bachillerato en las naciones miembro de la OCDE y de las principales economías del mundo, revela que 55 por ciento de los alumnos mexicanos no alcanzan el nivel de competencia básico en matemáticas.

A esto se suma que menos de uno por ciento de los estudiantes de 15 años logran ubicarse entre los de mejor desempeño en esa disciplina, pues en promedio un alumno en nuestro país obtiene un puntaje de 413, mientras el promedio de la OCDE es de 494, lo que equivale a dos años de escolaridad.

En el campo de las ciencias, los resultados tampoco son alentadores: 47 por ciento de los adolescentes no logran ubicarse en los niveles de competencia básica, y sólo 0.5 por ciento logra alcanzar los desempeños más altos.

En el caso de la lectura, cuatro de cada 10 jóvenes no tienen un nivel básico de competencia, y menos de 0.5 por ciento se ubica en los mejores desempeños en esta asignatura.

Añadimos los materiales sobre los resultados de PISA 2012 

Durante la presentación del Informe denominado México en PISA 2012, la Consejera Presidenta del INEE, maestra Sylvia Schmelkes del Valle, afirmó que los resultados obtenidos deben tomarse como un indicador del nivel que logran los estudiantes de 15 años en cuanto a las competencias para la vida. Sus resultados deben contribuir a mejorar la calidad de la educación.

Presenta INEE Informe México en PISA 2012

folleto1
folleto 2